Llegaron los miercoles playeros al Diamante.

plaeyo